BENJI EN EL PUENTE MALLECO

SUEÑOS DE VERTIGO

Por Mario Rivas H.
Fotos: Strong Vision Expediciones


Los deportes extremos mezclan el turismo con esas extrañas formas de arriesgar la vida. En Chile los amantes de estas sensaciones encuentran infinitos lugares paradeslumbrarse y practicar las más traviesas pruebas."El aire pareció detenerse. Las piernas me flaquearon. Contuve la respiración y di un leve impulso. El mundo se precipitaba a mis pies. Las dudas me atacaron... pero era imposible volver atrás. Ahí estaba cayendo al vacío, con el corazón a punto de estallar, las manos y los dientes apretados, el cuerpo tembloroso... de pronto vino el tirón, ese que me hizo recordar que era un ser humano".
Con estas palabras, un excitado benjista describe la primera vez que saltó al vacío, con una cuerda elástica a la cintura como única salvación. En la Novena Región de la Araucanía, hacia 1890 se construyó el viaducto del Malleco, a una altura de 150 metros sobre el río del mismo nombre. En este puente ferroviario, de romántico diseño, los benjistas han encontrado un verdadero templo para su práctica.
Desde las barandas del puente se salta hacia el vacío en caída libre, alcanzando una velocidad de caída superior a los 100 kilómetros por hora.
Un verdadero reto de vértigo y adrenalina, que se practica en el Malleco desde 1985. Pero lo que hace doblemente atractiva esta experiencia es el paso del tren que obliga a sentir la vibración de la estructura metálica, agregando otra dosis de emoción al salto.Volar ha sido el eterno sueño del hombre, desde Icaro a los hermanos Wright.Saltar al vacío desde las alturas y acantilados en algunos pueblos precolombinos era el ritual que sellaba el paso de la pubertad a la adultez.

Ese sentido místico poco o nada tiene que ver con las motivaciones que llevan a la gente a poner al límite sus capacidades, buscando paisajes y construcciones especiales que permitan poner a prueba su adrenalina y autocontrol. Por lo menos así lo entienden los saltadores de benji (Cuerda elástica).

ENTREVISTAS

MARIO MUÑOZ "EMPRESARIO INSTRUCTOR DE BENJI EN SUDAMERICA Y EN CHILE"

Al entrevistarlo don Mario nos dice: Estoy un poco más viejo, un poco más gordo. Vinimos a saltar porque la verdad es que estabamos bastante estresados en Santiago y vinieron un montón de chiquillos, y todos fracasaron en sus pruebas (broma) y dijeron; vamos a hacerlo para alivianar el disco duro. Así que nos organizamos y vinimos.
El Benji es una actividad que tiene aborígenes en el Pacífico Sur, claro que ellos lo hacía para pasar del estado joven a adulto, nosotros lo hacemos como turismo aventura.
Trabajamos con una serie de arneses y una cuerda elástica para saltar al vacío, es una cuerda nueva, hecha con material importado y un poco más corta, porque las condiciones atmosféricas están muy húmedas (tenemos un amuleto que es un joven que le dicen "Santa", siempre salta primero cuando hay una cuerda nueva).
Hay algo muy anecdótico, uno de los ingenieros franceses que vinieron a construir el puente, se quedó en Chile, se casó con una chilena y uno de sus bisnietos salta con nosotros. Te habría imaginado que este señor que vino a hacer este puente iba a tener un pariente saltando en elástico... que es un bisnieto de este señor
.

INTRUCCIONES A LOS PARTICIPANTES

Mario Muñoz: Empresario Instructor de Benji en sudamérica y en Chile.

Hay actividades muy fáciles de acceder a ellas, eso se da en la ciudad, pero tiene otros valores.Esto es una cosa escénica. Hay una relación muy íntima con la naturaleza, ustedes pueden ver que está un poco sucio, no cooperen con la suciedad, cooperen con la limpieza.

Que todos y cada uno de ustedes entienda que esto es un deporte y se hace con responsabilidad, esto es una actividad artesanal, y todos tenemos que cooperar.
Esta actividad, no es una actividad taquilla, es una actividad bastante fuerte. Hay algunos que quieren saltar amarrados a los pies y en este puente no lo pudo permitir, porque es una estructura esteriométrica, descompone la fuerza, es todo un radial.

Las personas saltan desde aproximadamente 7 metros de altura, desde aquí a la parte de abajo del puente, si la persona queda amarrada al puente y lleva 40 kilos de sistema amarrado a sus pies, obviamente la persona está en una posición muy incómoda, no va a poder enviarse al vacío, no va a poder caer al vacío, y al caer la cabeza se va a chicotear. El chicoteo de la cabeza a los 7 metros, va a ir más o menos a 130 por hora, al toque del fierro, va a ser un desnuque automático.
Gracias a Dios no he tenido ningún accidente en Chile, porque nos preocupamos del máximo de seguridad de los equipos.La modalidad que vamos a saltar es central.
De esa manera van a quedar bastante bien. Los que van a bajar menos veloces van a bajar a una velocidad de 100 kilómetros por hora y ya eso es bastante.

Espero que cada uno tenga la suficiente entereza, como para que esté consciente en la caída y que a cada uno le sirva para que valore más su vida Ok.
Importante; el tren pasa, avisa en la curva y hay que darle la espalda al vacío, mirando al tren, no hay que hacer ningún movimiento.
El primer benjista es el Santa y le digo; mucha suerte y nos vemos a 100 metros abajo del puente, parte del equipo de prensa se quedó arriba, Mireya con Karine y Karla en gráfica, compartiendo todas las emociones al máximo del salto de los benjistas y al llegar abajo venía con un salto espectacular el primer benjista del día. Me acompaña David y Bryan tanto la parte gráfica como audiovisual para no perdernos ningún detalle de todo. Nuestro primer entrevistado fue "El Santa": nos cuenta que es una experiencia muy rica, super fuerte, pero es muy rica, es vivir de nuevo, volar, es una caída libre maravillosa.
Este es mi salto número quince aquí en el Malleco, lo que mejor que ustedes pueden hacer es apoyarnos y difundir este tipo de TURISMO AVENTURA. Felicitaciones a la revista y a todo su equipo, por proyectar el Turismo Aventura en Chile.

EXPERIENCIA DE LOS PARTICIPANTES

JORGE: La viví super bien, super buena experiencia, fuerte, el salto fue muy bueno. He saltado una vez en el Malleco y otra vez en la grúa, pero este es el máximo.

ANTONIO PENACHO: Fabuloso, espectacular. Estoy muy agradecido a ti Mario y a toda tu empresa, porque como conversamos en Enero, creo que es harta la gente que se anota en tu agencia y son pocos los que realmente responden. Yo pensé que no me iban a llamar jamás y te agradezco que me hallas llamado porque vivir esto es el máximo de la emoción, yo piloteo helicópteros, te repito, esta es una maravillosa experiencia. Tienes que hacerlo también. Felicitaciones por difundir estos maravillosos eventos a través de vuestra empresa de Turismo Aventura, y debo también al mejor instructor de Chile don Mario Muñoz.

CAROLA: Estudiante de psicología. Increíble, no se qué decir, increíble, cuando rebotas, es como tan lento, tan sutil que no lo sientes

como un rebote fuerte, increíble. Me había tirado de la grúa, pero no tiene nada que ver con esto. La invitación es para todos. Realmente vale la pena venir desde Santiago al Malleco a hacer Benji de todas maneras.

CRISTINA: Estudiante de arquitectura. Increíble, nunca he hecho esto, sigan haciéndolo siempre, exquisito, vale la pena el viaje.
Contamos con mas de 25 saltos y los participantes vivieron un gran día de emoción volando como el gran Icaro.
Para participar en los diferentes circuitos de turismo aventura en Chile no hay edad, sino un espíritu aventurero para hacer turismo familiar.

CONCLUSION

El Benji seguirá conquistando adeptos para las diferentes disciplinas del Turismo Aventura en Chile, para vivir los emocionantes saltos en elástico y muchos vendrán de Chile y del extranjero. Nos hemos dado cuenta que el Turismo Aventura se ha ido consolidando, participando tanto con operadores de ventas como prensa Turismo Aventura. Estamos listos para empezar una nueva aventura. Están confirmados en el mes de Octubre los saltos en elástico; Benji. Adrenalina, emoción al máximo. Nos encontramos entonces en el próximo evento junto a tus amigos del equipo de prensa Strong Vision Expediciones.